‘Universitat refugi’: un documental sobre la labor de la UB y el Ayuntamiento para promover el acceso a la educación superior de personas refugiadas

El documental se centra en el proyecto insignia del Programa UB de apoyo a personas refugiadas: el Curso de transición a la universidad, cofinanciado por la Universidad y el Ayuntamiento de Barcelona.

El Paraninfo del Edificio Histórico de la UB ha acogido este lunes el acto «Barcelona, ciudad y universidad refugio», organizado por la Universidad de Barcelona y el Ayuntamiento.

En este acto se ha presentado y proyectado el cortometraje documental Universitat refugi, que recoge las acciones de promoción y apoyo que ambas instituciones llevan a cabo para facilitar el acceso a la universidad de personas refugiadas. Tras la proyección del documental, ha tenido lugar el concierto «Música per la vida i la dignitat», a cargo del conjunto musical Orpheus XXI, impulsado por el maestro Jordi Savall e integrado por músicos refugiados e inmigrantes procedentes de varios países.

En el acto, presidido por el rector de la Universidad de Barcelona, Joan Elias, han intervenido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el concertista, pedagogo e investigador Jordi Savall, doctor honoris causa por la UB y embajador de la Unión Europea para el Diálogo Intercultural (2008), y Pau Faus, director del documental proyectado.

«La universidad no puede ser ajena a las realidades que vive nuestro mundo», ha manifestado el rector en su intervención. «Conscientes de nuestras responsabilidades, en 2015 la UB puso en marcha el Programa de apoyo a personas refugiadas y provenientes de zonas en conflicto». Elias ha destacado el «carácter pionero» de la iniciativa y ha mostrado su agradecimiento a todas las personas e instituciones involucradas, muy especialmente al Ayuntamiento de Barcelona. El rector ha cerrado su intervención con el deseo de ampliar el programa a todas las universidad del Estado que se quieran añadir a él, «ya que, para poder construir un futuro mejor en un mundo digno y libre para todo el mundo, necesitamos las capacidades de todas y todos. Es en este sentido que hablamos de la UB como universidad inclusiva», ha concluido.

Por su parte, la alcaldesa Ada Colau ha recordado que solo un 3 % de las personas refugiadas tienen acceso a la educación superior, y ha afirmado que «eso es una vulneración de derechos fundamentales, una de tantas vulneraciones de derechos humanos que sufren». Por ese motivo, ha querido agradecer al rector y a la UB la organización del acto de hoy, conjuntamente con el Departamento de Justicia Global y Cooperación Internacional del Ayuntamiento.

Según la alcaldesa, el Programa de apoyo a personas refugiadas y provenientes de zonas en conflicto demuestra que «no nos resignamos y ponemos imaginación, invención y deseo de construir una ciudad mejor» con soluciones locales que dan respuesta a problemas globales. La alcaldesa también ha expresado que hay que «hablar claro». «El fenómeno migratorio nos tiene que preocupar a todas, tanto por aquellas personas que huyen de la guerra, de la miseria o de la vulneración de derechos humanos, como por las que huyen de la emergencia climática», ha afirmado.

Programa UB de apoyo a personas refugiadas y provenientes de zonas en conflicto

En septiembre de 2015, a raíz del desplazamiento masivo de refugiados procedentes de Siria, la Universidad de Barcelona, consciente de la crisis de asilo a escala global, decidió crear el Programa UB de apoyo a personas refugiadas y provenientes de zonas en conflicto, coordinado por la Fundación Solidaridad UB. Entre otras acciones, esta iniciativa incluye becas de matrícula universitaria, opciones de alojamiento y cursos de aprendizaje de idiomas. Igualmente, el Programa organiza actividades de información, formación y sensibilización sobre la crisis del derecho de asilo y engloba la participación de la UB en proyectos europeos y de dimensión internacional como inHERE (Higher Education Supporting Refugees in Europe) y RESCUE (Refugees Education Support in MENA countries).

Para desarrollar estas actividades y proyectos, el Programa ha tejido una red interna de trabajo con una veintena de grupos, departamentos y áreas de la UB; una red interuniversitaria de colaboración, y una red externa a la Universidad, que incluye acuerdos con administraciones públicas, centros educativos, empresas y entidades que trabajan en el ámbito del refugio. En ese sentido, el Programa ha sido seleccionado para el Catálogo de buenas prácticas en la acogida de personas refugiadas del proyecto inHERE como ejemplo de enfoque estratégico con voluntad de sostenibilidad, y ha sido replicado por el Programa de acogida de estudiantes refugiados del Líbano de la Generalitat de Cataluña.

«Barcelona, ciudad y universidad refugio», una vía segura y regulada de acogida

Uno de los primeros acuerdos de colaboración del Programa UB de apoyo a personas refugiadas fue con el Ayuntamiento de Barcelona, a través del Departamento de Justicia Global y Cooperación Internacional, con quien la Universidad impulsa y cofinancia el proyecto insignia de la iniciativa. Se trata del Curso de transición a la universidad, un curso oficial de extensión universitaria que consta de tres módulos: aprendizaje simultáneo de catalán y castellano y conocimiento del entorno sociocultural; nociones sobre derechos humanos y cultura de paz, y preparación para la inserción laboral.

Para este curso, que este año llega a la tercera edición, anualmente se conceden quince becas a estudiantes en situación de vulnerabilidad económica y de derechos humanos. Estas ayudas incluyen alojamiento, apoyo académico, mentoría, asesoramiento jurídico, asistencia psicológica y apoyo para la incorporación al mundo laboral, entre otras prestaciones. Una vez superado el curso, y si cumplen los requisitos de acceso, los y las estudiantes pueden matricularse en la oferta académica de la UB, y continúan disfrutando del acompañamiento del Programa. Cuando finalice esta tercera edición, serán ya 45 los jóvenes que hayan realizado el curso.

La experiencia de dos de los estudiantes de este curso centra el cortometraje documental Universitat refugi, dirigido por Pau Faus y producido por Nanouk Films, que contextualiza y explica la colaboración que la UB y el Ayuntamiento de Barcelona mantienen desde 2016, así como el compromiso de ambas instituciones en la promoción de la educación y la creación de espacios seguros donde los estudiantes refugiados puedan reconstruir su trayectoria vital y educativa.

Orpheus XXI, música para la vida y la dignidad

Como se muestra en el documental, una de las estudiantes del curso forma parte de Orpheus XXI, un proyecto intercultural de acción pedagógica y creativa que, bajo la dirección artística de Jordi Savall y la dirección de Moslem Rahal, trabaja para integrar a jóvenes refugiados e inmigrantes (de cualquier nacionalidad y origen) con conocimientos o talento musicales.

El objetivo del proyecto es ayudar a estos jóvenes a perfeccionar sus conocimientos para que puedan hacer música y compartirla entre ellos y con otros chicos y chicas de diferentes grupos étnicos y culturales. El resultado final de este trabajo se presenta en forma de conciertos destinados a un público europeo, y particularmente a escolares de la región o el país donde residen estos inmigrantes.

El proyecto está subvencionado por el programa Refugee Integration Projects de la Agencia Ejecutiva en el Ámbito Educativo, Audiovisual y Cultural (EACEA) de la Unión Europea, y se lleva a cabo en colaboración con cuatro instituciones: la Fundación Centro Internacional de Música Antigua (España), la Salina Real de Arc-et-Senans (Francia), la asociación COOP’AGIR – Coopérer et Agir pour l’emploi, l’hébergement et le logement (Francia) y la International Cities of Refuge Network (ICORN, Noruega).



Esta noticia tiene relación con los siguientes ODS de la Agenda 2030:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *