Día Internacional de las Personas Migrantes 2020

Las universidades tienen el potencial de ayudar a construir sociedades inclusivas en la era de la migración.

Este es un comunicado conjunto de los socios del proyecto UNI(di)VERSITY

Mientras el mundo conmemora el Día Internacional de las Personas Migrantes, las universidades a nivel europeo y mundial luchan para garantizar la continuidad de la educación y para reconstruirse mejor cuando termine la pandemia. En este contexto, los esfuerzos para mitigar el impacto de la pandemia sobre las personas más vulnerables y desfavorecidas socioeconómicamente hacen que el tema de la inclusión tome aún más importancia en la agenda.

La educación superior puede jugar un papel crucial a la hora de proporcionar soluciones a los retos de la sociedad. De hecho, desde el estallido de la llamada crisis del refugio en 2015, las instituciones europeas de educación superior (HEIs por sus siglas en inglés) han hecho esfuerzos considerables para facilitar el acceso a las personas recién llegadas, mediante una constelación de acciones en diferentes ámbitos: apoyo financiero, procedimientos de admisión, reconocimiento de calificaciones, apoyo lingüístico y psicológico, por mencionar algunas.

En un contexto de aumento de la xenofobia, las tensiones culturales y las narraciones tóxicas sobre las personas migrantes y las migraciones, las HEIs pueden actuar como agentes sociales y ayudar a construir sociedades inclusivas, tal y como se pide en las metas 10.2 y 4.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Basándose en una tradición milenaria de intercambios internacionales y de apertura hacia mundo, las universidades están bien posicionadas para liderar la actual transición social y convertirse en el crisol de sociedades cosmopolitas que valoran la diversidad cultural y el diálogo.

Como se señaló recientemente en el Comunicado Ministerial de Roma, «fortalecer la dimensión social de la educación superior y fomentar la equidad y la inclusión para reflejar la diversidad de la sociedad es responsabilidad del sistema de educación superior en su conjunto y debe considerarse como un compromiso continuo». Sin embargo, queda mucho por hacer para que las universidades adopten plenamente un enfoque de 360 ​​grados sobre el fenómeno de la migración, que vaya más allá de iniciativas inmediatas y construya HEIs y sociedades inclusivas, asumiendo la responsabilidad de los importantes retos sociales a los que se enfrentan los países europeos.

Un enfoque de este tipo incluye una planificación estratégica para proporcionar un acceso equitativo a los estudiantes y personal migrante y refugiado, y reconsiderar las actividades docentes y de investigación, con el objetivo de servir mejor a las necesidades de unas sociedades europeas cada vez más diversas.

Promover universidades socialmente responsables en la era de la migración implica formar ciudadanos y ciudadanas para la vida en sociedades multiculturales y producir conocimiento relevante para los retos sociales que plantea el fenómeno migratorio. La construcción de sistemas de educación superior inclusivos para personas migrantes y refugiadas es, de hecho, un aspecto clave de la contribución de las HEIs a la inclusión social.

Como socios del proyecto UNI(di)VERSITY, trabajamos para aumentar el conocimiento, inspirar el compromiso, sensibilizar y capacitar a los líderes, directivos y personal de diferentes estructuras de las HEIs europeas en relación a las cuestiones migratorias, para que actúen como agentes de cambio en sus instituciones y comunidad académica y en toda Europa.

Sobre UNI(di)VERSITY

UNI(di)VERSITY es un proyecto de dos años centrado en apoyar la planificación estratégica de las instituciones de educación superior de la UE hacia la diversidad y la inclusión en relación a la migración. Está financiado por el programa Erasmus + de la Unión Europea.

Sobre el Programa de apoyo de la Universidad de Barcelona a personas refugiadas

El Programa de apoyo de la Universidad de Barcelona a personas refugiadas y provenientes de zonas en conflicto, coordinado por la Fundación Solidaridad UB, se basa en el desarrollo de la perspectiva de derechos humanos, con dos campos de actuación principales: apoyo académico y a la integración social (becas, curso de transición a la universidad, alojamiento, apoyo para el aprendizaje de idiomas y las cuestiones de la vida diaria, asesoramiento legal y asistencia psicológica), así como trabajo en red y cooperación.

Todos los proyectos europeos en los que participamos para la inclusión de personas migrantes en la Educación Superior

International Migrants Day 2020



Esta noticia tiene relación con los siguientes ODS de la Agenda 2030:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *